Detalles sobre dar de alta luz con Repsol

En españa se encuentran un sin fin de empresas que proveen diversidad de servicios en toda españa, y una de ellas es el suministro de luz Repsol. Descubre todos los aspectos más importantes sobre el proceso como por ejemplo: Documentación, costo real del mercado y los distintos tipos de casos de una vivienda en caso de ser alquilada o estar dada de baja.

Luz Repsol

Luz Repsol

La compañía Repsol es una multinacional que produce un sinfín de productos y servicios, y en este caso la electricidad es una de ellas.

Esta se distribuye mediante Repsol pero se comercializa bajo el nombre de otras compañías, como por ejemplo: Iberdrola y Régsiti.

Sin embargo, la diferencia de ambas es que Régsiti es propia de Repsol en cambio Iberdrola es externa. La razón por la que no es administrada por una sola compañía se debe a que muchas veces no se tiene acceso a todos los rincones de España, y por ende se debe buscar otra opción.

Tener una red de distribución completa en todo un país es complicado, ya que requiere una gran inversión de dinero. Por eso resulta más económicos el firmar una alianza con empresas foráneas, para que ellos comercialicen el producto que tiene Repsol.

Ahora bien, sin importar la compañía que se contrate el procedimiento es el mismo lo único que varía son los precios y las tarifas. Para comenzar el proceso se inicia con lo siguiente:

    • El cliente debe iniciar dándose de alta, que es un proceso largo que se divide en diferentes etapas.
    • Una vez que tenga el certificado y los requerimientos debe entregarlos a la distribuidora, Repsol, para que esta apruebe la instalación.
    • Una vez transcurrido el período de instalación entonces la empresa da el visto bueno y finalmente le asigna un código CUPS.

En caso de que la vivienda ya le fue realizado este proceso queda entonces la reactivación del servicio, que es bastante sencillo. A continuación vamos a dejar los pasos necesarios y las descripciones para hacerlo, además de los plazos y papeleo.

¿Cómo darse de alta?

Como mencionamos antes, darse alta consiste en una serie de pasos más que todos administrativos, para que el cliente pueda quedar formalmente registrado y activo en la red general de distribución.

Luz Repsol

Darse de alta en el servicio de luz es mucho más económico que el de gas, ya que el proceso es diferente y no requiere tantos trámites o inspecciones.

Cuando hablamos del servicio de gas nos referimos a instalación de tuberías, permisos de la comunidad, conecciones desde punto principal, comunitario e independiente.

En cambio el eléctrico es cableado especial desde la vivienda hasta los postes principales. Obviamente se debe tramitar permisos, pero son menos que el caso anterior.

Ahora bien, con eso claro vamos a definir los medios para activar el suministro eléctrico en cualquier vivienda mediante los canales de Repsol:

    • Teléfono de contrataciones: 900 804 916
    • Solicitud online: Formulario

Para este procedimiento se debe considera las siguientes indicaciones:

→ El primer paso es ponerse en contacto con la compañía comercializadora para darse de alta, además debe adquirir algún plan de luz que le resulte factible para el hogar.

→ Una vez que solicite el darse de alta, entonces es momento de empezar a reunir todo los requisitos que Repsol pide para introducir la solicitud de la instalación.

¿Cuáles son estos documentos? pues se debe buscar cotizaciones para la instalación del cableado eléctrico, y que este sea aprobado por la compañía distribuidora del servicio; y se debe entregar los papeles que verifique la identidad de la persona y de la vivienda.

→ Una vez que los tenga debe ir a la distribuidora que trabaje con la comercializadora del plan elegido, y luego entregarle los documentos. El período de espera es de 15 días hábiles, únicamente para que ellos den una respuesta.

→ Durante ese período la compañía revisa la documentación, y si todo está correcto procede a enviar un técnico para que realice la instalación del contador o lector de luz.

Pero antes de la instalación el técnico va a solicitar un certificado de inspecciones en la vivienda, ya que cada una está diseñada de forma diferente y por ende los costos varían por solicitud.

Luz Repsol

Además, el técnico va a considerar otros aspectos durante la gestión como por ejemplo:

Si la vivienda es nueva y nunca se había dado de alta con anterioridad.

    • Si la vivienda ya cuenta con un CUPS y solo está dada de baja.
    • La vivienda donde se desea dar el alta de luz es nueva

Estos dos casos vamos a presentarlos a continuación.

En una vivienda nueva

Cuando se inicia el proceso para darse de alta el solicitante debe considerar lo siguiente: Se debe verificar e inspeccionar con antelación el inmueble antes de que se tramita la instalación de los equipos.

Es decir, si la vivienda donde se muda es nueva y está llegando como nuevo inquilino entonces debe inspeccionar las instalaciones para comprobar si tiene un CUPS y un medidor.

La idea es comprobar que ya se cuente con el equipo eléctrico, porque si es así entonces lo único que falta por hacer es reactivar el suministro bajo el nombre de un nuevo titular.

Es importante que se haga el cambio de titularidad, ya que sin este el nuevo dueño puede acarrear con viejas deudas que no le corresponde.

En el caso que no existan indicios de un punto independiente de suministro, entonces el siguiente paso es solicitar una acometida eléctrica.

La acometida eléctrica es responsabilidad de Repsol, es decir la distribuidora. Este trámite se encarga de conectar dos puntos de suministro, desde la vivienda hasta la red general. Básicamente estos puntos se encargan de que una comunidad y las personas que habitan en él, cuenten con el envío de electricidad.

Estos puntos de suministro por lo general ya están instalados, pero en caso de no ser así le corresponde a la persona indagar el proceso para poder hacerlo. Vamos a dejar a continuación un artículo que habla del tema con mayor profundidad: Código CUPS Iberdrola.

Cuando una casa está acometida esta recibe por parte de un técnico el CUPS y el CIE, que en español sería código unificado del punto de suministro y certificado de instalación eléctrica.

Por lo general, si la vivienda es nueva y acaba de ser recién construida las compañías se responsabilizan por el trámite CIE y la acometida eléctrica de dicho inmueble.

Ahora bien, cualquiera sea el caso si ya se cuenta con la instalación entonces queda por parte de la distribuidora que certifique la calidad y medidas seguridad del mismo.

Si todo está bien y sigue los protocolos reglamentarios queda entonces por parte del titular el iniciar el proceso de darse de alta. Es decir, en resumen sería lo siguiente:

    • El titular debe comprobar que tenga la instalación del CUPS.
    • Luego de certificar el CUPS, solicita a la compañía el darse de alta mediante un formulario y unos requerimientos.
    • En un período de respuesta de 15 días hábiles, la distribuidora verifica la información.
    • Una vez que se dé el visto bueno, ellos van a la vivienda y comprueban el estado del medidor y la instalación.
    • Por último, la distribuidora inicia el proceso de suministro.

En un piso de alquiler y reactivación del suministro

Cuando estamos hablando de una vivienda que no es propia entonces el proceso es un poco más complicado, ya que la persona debe tramitar como arrendador del inmueble.

Pero vamos a suponer dos casos: Si la vivienda es alquilada y cuenta con la instalación, y en el peor escenario que no lo tenga.

Para saber si hay suministro el primer paso es probar si hay corriente al ingresar a la vivienda, si hay luz entonces el inquilino debe comunicarse con el propietario del inmueble.

¿Por qué razón? pues para hacer cambio de titularidad. Como mencionamos al principio del artículo las facturas siempre deben estar a nombre del consumidor, y si no se modifica entonces se cobrará deudas de otros a diferentes personas.

Un inquilino ocupa temporalmente una vivienda sin embargo, esto no significa que pueda adquirir planes especiales para sus hábitos y estilo de vida.

Las compañías distribuidoras y comercializadoras entienden esto y ofrecen planes que no son de permanencia. Por eso se aconseja que al llegar al inmueble se pida cambio de titularidad en los servicios, para ello debe ponerse en contacto con la compañía que usa el propietario y tener una autorización.

Al hacer esto el inquilino se vuelve el nuevo titular de los servicios, y se asegura además de no cargar con deudas pasadas o planes del anterior dueño.

Ahora bien, en el caso que al ingresar a la vivienda esta se encuentre sin servicio eléctrico significa dos posibles cosas: La compañía cortó el suministro por inacción prolongada o impago.

Cualquiera de estos escenarios no tiene porque corresponderle al nuevo inquilino, solo debe tramitar el cambio con el propietario e introducirlo en la compañía comercializadora como una reactivación.

Es importante que el nuevo inquilino se asegure que es el nuevo titular, de lo contrario se verá obligado a pagar las deudas pendientes e incluso penalizaciones de otros.

Ahora, para la reactivación se debe considerar la vigencia de los derechos de extensión y la potencia que quiere adquirir. Para ello se debe tener los siguientes requerimientos:

    • Código Universal del punto de Suministro (CUPS)
    • Dirección del inmueble
    • Potencia eléctrica deseada
    • Nuevo Certificado de Instalación Eléctrica, si este estaba caducado o se aumenta la potencia
    • Boletín de Reconocimiento de la Instalación Eléctrica (BRIE), en el caso de Cataluña
    • Documentación del titular: DNI, NIF o pasaporte
    • Cuenta bancaria en la que domiciliar el pago

Algo que se debe considerar, es que los aumentos con respecto a la potencia se encuentran sujetos a los anteriores servicios. Es decir, si la vivienda tuvo suministro de 10 kW y se hace un cambio de inquilino y este quiere 15 kW, entonces deberá abonar derechos de acceso y enganche.

Esto ocurre por las leyes españolas y la de muchas compañías con respecto a los suministros en una vivienda. Así que es importante que el nuevo inquilino esté al tanto de estos gastos excepcionales: pago por extensión por los kW extras adquiridos, impuesto de enganche y de acceso.

En el caso de reducir el suministro no se hacen este tipo de recargas, únicamente el de impuesto de enganche, el resto queda igual.

Documentación

Hemos mencionado muchos trámites para darse de alta con Repsol clientes luz, sin embargo hay dos cosas que se deben considerar:

El proceso como tal lo administra la distribuidora, sin embargo la comercializadora triangula entre el cliente y la red general. Por eso es que los documentos como tal se les da es a ellas y no a Repsol, que serían los siguientes:

    • Documentación para dar de alta la luz con Repsol
    • DNI del titular del contrato
    • Fotocopia de la escritura de propiedad o contrato arrendamiento
    • Número de la cuenta bancaria
    • Si es inquilino entonces se debe llevar escritura constitución o poder de firma o escrituras propiedad.
    • Boletín Eléctrico (CIE) en vigor
    • Código Universal de Punto de Suministro (CUPS)
    • Potencia eléctrica contratada

¿Cuánto cuesta?

Para darse de alta los costos varían sin embargo en Repsol se consideran los siguientes aspectos: El estado del inmueble, potencia eléctrica anterior y costo del plan.

Como estos son costos que están regulados por España los precios no son muy elevados, sin importar el tipo de comercializadora que adquiera el cliente. Por eso se dividen en los siguientes tipos de impuestos:

    • Derechos de extensión: 17,37 € por cada kW de potencia
    • Derechos de acceso: 19,70 € por cada kW de potencia
    • Derechos de enganche: 9,04 € + IVA

En el caso de que la vivienda nunca se le haya tramitado el alta, entonces todos estos impuestos se deben cancelar. Si ya se tuvo alguna vez el suministro, entonces la empresa considerará ciertos factores como mencionamos con anterioridad.

Cada uno de estos derechos tienen un tiempo de vigencia, en el caso del impuesto por extensión es de 3 años. Eso significa que si el consumidor reactiva el servicio sin importar el plan que sea, durante este período, entonces por ley se le exime en factura.

Es decir, que sin importar el titular del suministro los derechos obligatorios pueden estar vigentes o no. Ahora, otro costo que se debe considerar también son los depósito de garantía.

Los depósitos de garantía son recargas que la distribuidora hace (Repsol) a los nuevos titulares como medio de fianza, ya sea para darse de alta o incremento de potencia.

Algunos depósitos los solicita la comercializadora y en otros casos la distribuidora,pero al final es Repsol quien se queda con el pago.

Por lo general tienen algunos meses para cobrar este depósito a las comercializadoras, en caso de no hacerlo entonces a los 6 meses ya no tiene el derecho de exigirlo.

Ahora bien, estos costos el cliente los va a cancelar por medio del primer recibo que reciba de Repsol una vez que se dé de alta.

De igual forma, si la persona tiene dudas puede buscar en Repsol luz opiniones para comprobar si el servicio es el adecuado para su estilo de vida.

Repsol es una mega compañía que surte no solo servicio de luz sino también de gas, además de otros productos fabricados del petróleo. Así que cuenta con diversos medios y canales de comunicación como correo, números telefónicos para distintas consultas, formularios, etc.




A continuación dejaremos unos enlaces que tratan más sobre el tema:

(Visited 116 times, 1 visits today)

Deja un comentario