Cómo hacer un reporte de lectura: principales ejemplos

Aunque a simple vista, pudiera parecer innecesario y tedioso elaborar un reporte sobre algún texto leído, saber cómo hacer un reporte de lectura, realmente es una herramienta muy útil, al permite comprender y analizar una determinada obra y a su autor. Su utilidad se pierde de vista, pues lo que al principio ocurre en el sector académico, va incluso hasta la cotidianidad de la vida, pues amplían las habilidades cognitivas y lecto/compresión/redacción, y más.

Cómo hacer un reporte de lectura

Algunos ejemplos sobre cómo hacer un reporte de lectura

Tomar un libro o cualquier otro contenido textual, leerlo, analizarlo y tomar las ideas, no es un trabajo fácil. Es decir, saber cómo hacer un reporte de lectura, demanda algún tiempo, concentración, aprendizaje además de una buena lectura comprensiva. Y justamente la propuesta de hoy, es brindar algunos tics sobre el mejor método para obtener el éxito.

Al seguir los pasos sugeridos no habrá ningún contratiempo, porque hoy enseñaremos a desmenuzar la lectura de manera fácil, para  que propicie el proceso lecto/comprensión y poder lograr del contenido aquellas ideas más importantes del contenido, sin importar el tema de que se trate. Y al finalizar la lectura de este post, ya dominarás cómo hacer un reporte de lectura  de forma sencilla pero de calidad.

Y aunque sabemos que, ciertamente dominar cómo hacer un reporte de lectura, es una labor tediosa para quienes no están habituados a la lectura y análisis de la misma, por ello, queremos ir guiando al lector sobre cómo hacer un reporte de lectura en México de manera adecuada, y que al final domine las técnicas a tal punto, que sobresalga del resto, y presente un reporte de calidad óptima y visiblemente notoria del resto.

Como prometimos, la mejor forma de ilustrar cómo hacer un reporte de lectura, es a través de ejemplos, y para ello, se trae a colación la célebre y corta novela de El principito (1943), cuyo escritor y piloto francés Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944), guía al lector por los siguientes pasos:

Esta mágica y encantadora obra de el principito, es ideal para elaborar un reporte, por ser una novela breve con bellas ilustraciones, las cuales tienen 2 formas de interpretación, bien sea para orientar y apoyar los apuntes, o puede ser un inconveniente a la hora de tomar dichas notas. En todo caso la idea es marcar los capítulos más notorios o resaltantes a juicio del lector, o bien, apuntar los protagonistas más llamativos por sus historias.

Uno de estos personajes pudiera ser el zorro, pues ya el principito es una obviedad, este zorro, se refleja en distintos capítulos finales de la obra, una vez el príncipe toca Tierra firme.

Cómo hacer un reporte de lectura

En cuyo caso una interrogante puede ser ¿lo más interesante de dicho episodio? ¿Frases del zorro, que más llamaron la atención por su mensaje? ¿cuál otro episodio de la obra, rememora la llegada del zorro, sea por semejanza o por diferencia? ¿cierta peculiaridad especial en la modalidad de la escritura de dicho episodio?, etc.

Así, sucesivamente, y una vez hechas las respectivas anotaciones, de hecho, hasta algunas citas textuales donde aparece el zorro, o de cualquier otra figura que más llame la atención, ya será posible iniciar el trazado, bosquejo u organización de las ideas surgidas.

Tal como veremos más adelante, se sugiere colocar un primer párrafo introductorio, que puede ser sobre la vida del autor, en nuestro caso, de Saint-Exupéry, y algunos datos de la obra, como la fecha de publicación; en especial, si guarda alguna relación con el tema del zorro, como tema central del informe.

Ya con la introducción debidamente formulada, se ideará la mejor manera de abordar el episodio sobre el zorro. Para ello, se pueden enumerar las figuras conforme van apareciendo en la obra, con el fin de afirmar que a nuestro juicio, el zorro fue el personaje más interesante, y por qué se concibe de este modo.

Aunque también se puede ir directo al punto, y proceder a explicar todo el contenido del texto, resaltando aquellos episodios sobre el zorro percibidos como los más bellos o más significativos, en términos filosóficos, o posiblemente, por ser los más difíciles de comprender. En cualquier caso, lo que importa es que indistintamente de lo que diga, se explique el por qué, y de posible, ofrecer ejemplos de ello, donde se usarán citas textuales.

Ya para ir culminando esta ejemplificación sobre cómo hacer un reporte de lectura, lo prudente es que luego de referir el libro en general, así como del o los episodios referidos al zorro en particular, ya se puede diseñar un párrafo de cierre o conclusivo, donde se retoma brevemente lo dicho, y se redondea la lectura de El principito.

Cómo hacer un reporte de lectura

Es tiempo entonces de decir la apreciación general de la obra, explicar algunas otras frases emparentadas, o bien referir el mensaje extraído del texto, lo que se aprendió  o dejó su lectura, o hasta, indagar sobre el autor, para obligar al lector a pensar en las  conexiones expuestas relacionadas con su vida y su obra. Todo es posible, siempre que se pueda explicar al lector las sensaciones experimentadas, y proceder dando un paso a la vez, pero de forma hilada y coherente.

¿Qué es?

Como puede inferirse luego de la introducción de cómo hacer un reporte de lectura, se debe decir, que dicho reporte, en términos sencillos, obedece a un breve informe acerca de algún contenido, el cual puede ser de un texto, como el caso ilustrado anteriormente,o un ensayo, revista, artículo o cualquier otro recurso de lectura, y que llame la atención su lectura.

Asimismo, todo reporte de lectura debe ofrecer aquellos datos más notorios y relevante de un escrito a juicio de quien analiza el recurso, el cual debe ser de mucha utilidad para la elaboración de contenidos de investigación, donde el investigador no debe leer todo el texto, sino que el reporte le ofrezca los aspectos más importantes para su trabajo.

También puede definirse, según la anterior propuesta, como una síntesis propia o personal sobre una determinada lectura de tema en particular, teniendo presente también que hay que incluir citas de la obra o del material leído. Es decir, un reporte de lectura representa un trabajo que expone conocimientos y aprendizajes alcanzados después de leer alguna obra textual.

¿Cómo hacer un reporte de lectura de un libro?

Se debe resaltar que cómo hacer un reporte de lectura, no existe un modelo o fórmula única, sino que existen diversos métodos para este fin, quedando muchas veces a juicio del lector de la obra de que se trate, pues debe recordarse que el plus lo agrega quién analiza la lectura. No obstante, cualquiera sea el método empleado, todos tienen un denominador común, y que se mencionan a continuación:

    • Mención del autor o autores de la obra.
    • Enunciado del título y fecha de publicación del material leído.
    • La finalidad que busca el autor, idea o mensaje principal que pretende develar el autor al lector.
    • La idea central, trata el tema o asunto en el que se enmarca el desarrollo y objetivo principal de la obra. Estas ideas centrales, no siempre guardan relación directa con el fin principal del autor, eventualmente, alude a hechos diversos, pero si están relacionadas. De igual forma, el autor puede formular la idea explicita o implícitamente, por lo que el lector debe ser capaz de parafrasear la idea al hacer el reporte, de no estar indicadas a simple vista.
    • Demostrar todo lo que se entendió de la lectura, así como la habilidad para generar nuevos conocimientos de lo leído; así como la plena libertad para expresar el pensamiento propio con criterio, creatividad y estilo de personal del pensamiento, demostrando el manejo que se posee sobre el tema tratado.
    • Por su parte, las consideraciones especiales, se refieren al hecho de dar un paso más allá del mero análisis del lector, consiste en adoptar una posición,  ampliarla, desarrollarla y defenderla. Siendo posible por tanto, reflejar la postura personal del lector, en contraposición con la idea del propio autor. Generalmente, este punto, está repleto de argumentos favorables y disidentes, pero igual de válidos todos.
    • Ahora bien, en cuanto a las diferencias de contenido que pueden presentarse en un reporte de lectura, obedece básicamente a las demandas del solicitante del reporte, puesto que será quien en definitiva, señale los parámetros precisos a abordar, o quien filtre los puntos mencionados en el reporte, y valores los más significativos, siendo estos donde el lector debe enfatizar más.



Con relación a cómo hacer un reporte de lectura en México o cualquier otro país del mundo, se debe resaltar, que un buen reporte no se consigue con mucha facilidad, requiere de práctica e interés, al igual que lleva su tiempo, aprender a leer y escribir adecuadamente.

Con ello queremos enfatizar, que no hay que frustrarse, en caso de que la cosa no salga bien en los primeros intentos. Por tal motivo, y para brindar el necesario apoyo, enseguida procedemos a explicar la estructura que debe tener un buen reporte de lectura:

Párrafo introductorio

Para iniciar el proceso y saber cómo hacer un reporte de lectura, lo primero es iniciar con un párrafo introductorio, el cual debe señalar a quién va dirigido el tema, después mencionar el tipo de lectura realizada, el autor que ideó el escrito y el año del mismo. Igualmente, se deben colocar los datos del texto leído, además de editorial que publicó la obra.

Después de lo anterior, hay que establecer la finalidad de la lectura del material textual. En este sentido, se tienen como principales motivos los siguientes: que agrada el autor, por recomendación, alguna asignación o trabajo, por su título, por gusto a la lectura, entre otras. En cualquier caso, no hay que explicar al detalle o con términos complejos y amplios, nada más referir la motivación que llevó a leer el material.

Párrafos para las personas

En esta sección del reporte de lectura, se puede hacer referencia a los personajes centrales de la lectura, claro está, en caso de aplicar;  así como valor e importancia, y el vínculo entre estos. Es importante que cuando se haga mención de ellos, se etiqueten como figuras principales, secundarios o de relleno.

Se puede igualmente, usar un aparte para describir a las figuras más relevantes de la lectura, para después desarrollar en otro aparte,  los personajes secundarios o de menor valor literario o para la trama, además se puede requerir más de un párrafo para este fin en el supuesto de existir muchos personajes en el relato.

Párrafo para resumir la trama

En este caso, sería lo más genial, englobar en apenas 5 frases para resumir la trama de la obra. No obstante, esto puede ser bastante difícil, en principio, por lo amplio que puede ser la obra, lo complejo del tópico tratado, y después, por la pericia de quien hace el reporte de lectura. Ya sea una obra compleja, o una trama larga, no hay problema, pues de requerir ampliar un poco más este punto, se hace, siempre y cuando se respondan las siguientes premisas, al referir la trama:

    • ¿Lugar, geografía, espacio temporal dónde tiene lugar la trama del libro (esto es lugar y tiempo del evento narrado)?
    • Lugares relevantes para la trama.
    • Características importantes que describen el entorno del tema, si es de terror, miedo, romántico, etc.
    • ¿Cuál es el objetivo del o los personajes principal es de la obra?
    • ¿Cómo culmina el texto o la obra?

Posiblemente, se perciba que en una sola lectura no es posible responder todas estas preguntas, por tanto, de considerarse pertinente se puede volver a realizar la lectura, a fin de elevar el nivel de comprensión, además de aclarar posibles dudas que puedan surgir al respecto.

Opinión personal

En esta sección de cómo hacer un reporte de lectura, es tiempo de plasmar las ideas propias, pues se puede desarrollar todo lo que se ha entendido de la obra o texto, además de poder asumir una posición más personal al respecto, argumentando a favor usando todo lo descubierto o analizado de la obra o lectura.

Párrafo de Conclusión

Ya como último paso en cómo hacer un reporte de lectura, está la conclusión, pudiéndose enlazar con el trabajo sobre la opinión personal. Siendo pertinente en este segmento, puntualizar para dar el debido cierre al reporte, donde se deben señalar las impresiones personales y generales sobre la lectura realizada.

Esta sección por lo general inicia señalando explícitamente, que su contenido responde a un cierre o conclusión, pudiendo incluso, colocar la palabra para finalizar. Al mismo tiempo, en dicho espacio también se puede hacer mención a las enseñanzas adquiridas, o a posibles inquietudes que quedaron por solución. En cuanto a la amplitud aproximada que suele contener un reporte de lectura, es de unas 2 a 2 1/2 páginas de largo.

Usar el reporte de lectura, como técnica de estudio

Los usos de los reportes de lectura, se suelen usar básicamente como asignaciones estudiantiles, donde estos deben hacer el proceso que explicamos anteriormente sobre cómo hacer un reporte de lectura, para lo leen el título o texto solicitado, o el de su preferencia; de allí que suele usarse como útil herramienta para el estudio.

A fin de comprender mejor el uso de usar de esta estrategia de estudio, se requiere entender los procesos comúnmente usados para estudiar, así como su diferencia con cualquier otra lectura cualquiera realizada. Así, generalmente al leer alguna distinción significativa sobre lo que gusta o no, se perciba que al leer algo un tópico agradable o que simplemente guste, se capta mejor la información, y no sólo mejor, sino más rápido, y hasta motiva el hecho de leer sobre dicho tema.

Mientras que, en caso contrario, es decir, leer un tema que no resulta agradable, esta se torna aburrida y pesada, costando esfuerzo avanzar en la lectura, sintiendo incluso, que se hace interminable. Lo cual ocurre con frecuencia cuando hay que estudiar un tema o materia que no agrada, y se hace por puro compromiso o deber.

Asimismo, están aquellos procesos que se usan con la intención de acceder a información novedosa, donde suelen ser básicamente dos modalidades. La primera de ella, es la más usada, y corresponde al estudio memorizando, cuyo premisa es sencillo, pues es repetir la información deseada la cantidad de veces que sea necesario, hasta que se fije en la memoria a largo plazo.

No obstante, una se deje de usar o no necesite esta información, con seguridad esta se olvidará, y por tanto, todo lo que se estudió no servirá de nada; este método de estudio se le conoce curva del olvido.

La otra modalidad sugerida de estudio, consiste en analizar la información leída, a fin de estos datos no se guarden en la memoria como una simple repetición, sino a modo de conclusiones, luego de la lectura, siendo esto un proceso maravilloso de elaboración y análisis. Por tanto, esta segunda estrategia será más efectiva para comprender la información, así como su recuerdo a largo plazo.

Diferentes tipos de reportes de lectura

Más allá de cómo hacer un reporte de lectura, hay que referir sus tipos, pues con ello el lector podrá saber con precisión por cual siente mayor atracción o dominio, por ello, sugerimos ciertos tipos de reportes a saber:

    • De comentario: cuyo fin es emitir alguna opinión, con relación a una lectura efectuada.
    • De Análisis: en este caso, la finalidad es que el lector haga un análisis crítico de la lectura realizada.
    • De lectura Informativa: cuya idea principal es ofrecer un resumen y describir.

Algunos consejos para escribir un reporte de lectura

Nunca pueden faltar los consejos luego de analizar un tema como el que no ocupó hoy, como es el caso de cómo hacer un reporte de lectura. De tal manera, que enseguida dejamos algunas sugerencias que sin duda ayudarán en la tarea de elaborar y estructurar un reporte de este tipo; especialmente, en el sector académico:

Seleccionar un tema que guste: según el caso o el docente, se puede seleccionar la lectura que mejor se desee, donde mayormente, conlleva a un texto completo, y que por demás, demanda invertir tiempo. Por tanto, lo ideal es hacerlo sobre un tópico agradable y fácil de estructurar. Especialmente, cuando cuesta leer o mantener la atención por largo tiempo.

Apunta sobre lo que se lee: representa una buena estrategia, además de que utilidad se pierde de vista, pues esta táctica, aumenta la compresión de la lectura, además de mantener los recuerdos sobre la trama de la lectura más fresca. Al tiempo, que anotar aquellos términos complejos, relevantes o que no se conozca su significado.

Leer todo el texto: corresponde a un pre concepto equivocado, un mito sobre leer, pensar que sólo conociendo el inicio y final del texto u obra, se comprenderá su totalidad o que con apenas leer los primeros capítulos, se  podrá saber o determinar el final. Pues nada más errado que estos supuestos, además de ser un error garrafal para cualquier lector.

No hay que tener miedo para solicitar ayuda: este puede ocurrir cuando la lectura representa un verdadero reto, ya que cuenta con una redacción compleja y confusa, términos desconocidos, además de un argumento complicado, ante lo cual, es válido pedir ayuda a un amigo, tutor, docente, padres u otra persona, y poder comprender lo que se lee; además, del valor que puede aportar, al corregir eventuales problemas de redacción u ortografía.

No dejar el reporte para último momento: eventualmente el nudo no es leer la obra o texto, o comprender una lectura, sino más bien, saber cómo hacer un reporte de lectura o redactar el mismo. Lo cual sucede fundamentalmente debido a que es habitual dejar todo para el último minuto, y por lo general se deja sin tiempo para la entrega. Por ello, hay que evitar dejar el reporte para luego, y comenzar ahora mismo.

Si te ha parecido útil esta información, puedes visitar también los siguientes enlaces que contiene información de interés:

(Visited 378 times, 1 visits today)

Deja un comentario