Oración a San Miguel Arcángel para amansar el carácter

San Miguel Arcángel es el guerrero espiritual en la batalla del bien contra el mal. Se le considera defensor de la justicia, sanador de los enfermos y guardián de la Iglesia y como tal se le dedican oraciones de todo tipo. En esta oportunidad queremos referirnos a las oraciones a san Miguel Arcángel para amansar el carácter.

Ese es uno de los dones especiales que Dios le concedió por su gran fortaleza y devoción que le permite amansar a los que tercamente tienen un genio y personalidad conflictivos.

San Miguel Árcangel para amansar 10

Oraciones

Te presentamos, entonces, a continuación algunas de las oraciones que te pueden servir para suavizar el temperamento de alguien que te genera incomodidades y que tal vez te podría ocasionar problemas más serios que pudieran comprometer tu vida.

Oración  general a San Miguel Arcángel para amansar el carácter

¡Oh, poderoso y bienaventurado San Miguel Arcángel! en esta ocasión acudo a ti para que me defiendas en esta batalla que hoy enfrento y que me agobia.

Necesito de tu protección contra la maldad y las asechanzas del diablo que se me acosa por intermedio de aquellos que con su mal carácter buscan hacerme mal.

Pido a Dios qué sea Él que los reprenda, pero requiero que por tu divina intercesión san Miguel Arcángel, que humildemente me concedas la fortaleza y serenidad que necesito para seguir tratando a (nombre de la persona que se quiere amansar) con quien tengo que convivir a diario.

Haz, oh Príncipe de las huestes celestiales, que con el poder de Dios, se apacigües su mal carácter y arrojes al infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos que dominan a esos seres para que no importunen ni hagan el mal buscando la ruina de las almas.

Glorioso san Miguel te pido me ilumines en este angustioso momento en que me encuentro. Intercede por mi ante Dios Nuestro Padre, para que me dé la necesaria sabiduría y fortaleza para saber cómo tratar con (nombre de la persona que se quiere amansar).

Sé que puedo contar con tu milagrosa intercesión y que junto al poder de Jesucristo y la virgen María, me van a orientar sobre como enfrentar a (nombre de la persona que se quiere amansar), que me importuna cada vez que nos encontramos.

A pesar de todo el daño que me ha infligido y las penurias que he tenido que pasar por la acción inclemente de (nombre de la persona que se quiere amansar), sé que tú oh ángel guardián de Nuestro Señor, me liberarás de los malos pensamientos que esta persona produce en mí y me ayudarás a evitar que cometa una acción indebida por sus constantes atropellos hacia mi persona.

Invoco tu poder oh santo Arcángel para que me ayudes a dominarlo y atraerlo vencido según las sabias palabras de san Marcos de León: con dos te veo, con tres te ato, de espalda te veo, de frente te saludo como Cristo al mundo.

Amén.

Nota: Debes leer esta oración cada día y esperar confiado de que tendrás la intercesión del Arcángel Miguel a tu favor y rezar un Padre Nuestro.

San Miguel Árcangel para amansar 4

Para amansar al ser amado

¡Oh siempre amado y venerado Arcángel Miguel nuevamente acudo ante tu presencia para que escuches mi clamor y me socorras en mi pena!

San Miguel, que tienes la dicha de estar a la derecha de Dios Padre y eres el príncipe de todos los ángeles, tienes el don que te ha sido concedido para apaciguar a los de temperatura rudo e inflexible.

Te invoco aquí y ahora, ¡oh santo arcángel bien amado! para que me ilumines con tu presencia y orientes sobre cómo actuar.

En específico quiero pedirte divino Arcángel que con tu poderosa espada misericordiosa cortes cualquier maleficio que venga contra mi y suavices el genio de (decir el nombre del ser amado).

Ayúdame ¡oh Arcángel bienaventurado! para se desaparezca toda negatividad de su carácter y aleja de (decir el nombre del ser amado) a los espíritus malignos que la confunden y que lo que quieren separarnos.

Hazla sentir tu fuerza e ilumina con tu luz benefactora para que suavice su comportamiento y amargura y pueda tener la paz espiritual que necesita.

Sé que tú puedes lograrla por la fuerza que tu inspira y elimina de su formar de actuar su mal genio, ira y toda violencia, egoísmo y envidia, que la alteran y no la dejan vivir en paz.

Hoy vengo de rodillas a ti para pedirte, bendito san Miguel, que tal como domaste el dragón y lo echaste fuera del cielo, amanses a (decir el nombre del ser amado).

Ella es buena persona, pero el maligno la tiene dominada y no la deja en libertad de actuar por si misma.

¡Solo por tu generosa intercesión podremos tener una mejor relación y permítenos que podamos convivir en santa paz!

Amén

Nota: Se debe hacer esta Oración a san Miguel Arcángel para amansar al ser amado en un momento y lugar tranquilos, bien sea tu habitación o al aire libre en un plácido entorno natural que te de sosiego y tranquilidad de alma.

De preferencia, se debe rezar esta oración estando a solas y muy concentrado. Es importante que pongas tu fe, tu esperanza y toda devoción en que tu oración será escuchada y cumplida.

San Miguel Árcangel para amansar 6

Oración a san Miguel Arcángel para amansar al jefe

¡Bienaventurado y siempre protector santo Arcángel Miguel, benefactor de los desvalidos y necesitados de comprensión!

Acudo ante ti en este aciago momento que me embarga para pedirte de rodillas que intercedas por mi y actúes a mi favor para terminar con el irrespeto, la falta de consideración y ofensas de mi jefe.

He sido disciplinado, siempre obediente de las buenas normas y actuando de manera muy profesional, pero nada de eso vale para mi jefe quien me desacredita ante mis compañeros de trabajo.

Pido desde lo más profundo de mi corazón me ayudes a lograr que él me respete y tome en cuenta lo que hago, ya que no quiero perder mi trabajo del cual dependo totalmente.

Ayúdame ángel de la luz y protégeme con tu poderoso escudo de las injusticias que mi jefe comete conmigo.

¡Escúchame mis ruegos, oh gran Arcángel Miguel, apiádate de mi y de mis pesares!

Por favor, te lo suplico Arcángel querido.

Así sea.

Nota: Esta oración la puedes emplear cada día para que mejore la relación con tu jefe e incluso mejore tu entorno laboral. Con seguridad te dará paz interior y contagiarás al que te rodea.

Para amansar al hijo perdido

En este momento tan difícil te imploro santo y bienaventurado Miguel Arcángel que escuches la pena por la que estoy pasando con mi hijo adolescente.

Te ruego acudas a aliviar mi pesar de madre adolorida por el mal carácter de mi hijo (decir el nombre del hijo). Son intensos y contantes los insultos y maltratos que recibo de él ante cualquier cosa que le pido.

¡Oh Arcángel Miguel, al que venero y al que acudo en todo momento de pena porque siempre atiendes mis súplicas en el nombre de Jesucristo resucitado!

Alivia mi pena y haz que mi hijo (decir el nombre del hijo) suavice su mal genio, que vuelva a ser el muchacho tranquilo y servicial que siempre fue y a quien siempre tuvimos en la más alta estima.

¡Oh santo amado, necesito con fervor que escuches este clamor y me ayudes a recuperar a mi hijo adorado! Haz volvamos a tener una relación amable y amorosa de madre e hijo y concédenos tu santa bendición para poder ser pacientes, serviciales y honestos entre nosotros, siempre amparados con tu manto protector.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Así sea

Nota: Esta es una oración que hay que rezar por varios días consecutivos. Te recomendamos que para rezarla elijas un sitio agradable, tranquilo, apartado, que te permita el recogimiento espiritual apropiado. Se debe ser constante en este rezo y tener mucha fe hasta lograr lo que deseas. Además, es importante mantener viva en todo momento la esperanza de que tu súplica será escuchada y se te dará lo que con fe genuina pediste.

Finalmente, debes rezar al Santo Padre y a la virgen María un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria al Padre.

Para pedir ayuda contra los enemigos espirituales

Glorioso San Miguel, príncipe de las milicias celestiales, que estás siempre dispuesto a prestar ayuda al pueblo de Dios; que luchaste con el dragón, la vieja serpiente, y lo arrojaste del cielo, y ahora defiendes valientemente a la Iglesia de Dios para que las puertas del infierno nunca prevalezcan contra ella.

Te ruego encarecidamente que me ayudes también a mí, en el doloroso y peligroso conflicto que tengo que sostener contra el mismo formidable enemigo, que se ha apoderado de (nombre de la persona que se desea pacificar), para que no continúe con sus malignos planes.

¡Acompáñame, oh poderoso Príncipe, para que luche con valor y venza por completo a ese espíritu orgulloso, al que por el poder divino has derrotado tan gloriosamente, y al que nuestro poderoso Rey, Jesucristo, ha vencido por completo en nuestra naturaleza!

Así para que habiendo triunfado sobre el enemigo de mi salvación, pueda, contigo y con los santos ángeles, alabar la clemencia de Dios que, habiendo negado la misericordia a los ángeles rebeldes después de su caída, ha concedido el arrepentimiento y el perdón al hombre caído.

Amén.

Para pedir protección frente a los enemigos y amansarlos

¡Oh, Señor Dios, el Gran Rey siempre existente, envía, oh Señor, a tu Arcángel Miguel para que ayude a este tu siervo (nombre del que está orando) a alejar de mí a mis enemigos, visibles e invisibles!

¡Oh, santo Arcángel Miguel, derrama la bondad del mundo sobre este siervo de Dios (nombre del que ora). Oh, Tú que has hecho débiles a mis enemigos, amánsalos y luego destruye su mal genio con el polvo en la cara del viento!

¡Oh, Santo Gran Arcángel Miguel, príncipe principal, gobernador de las Huestes Celestiales, Querubines y Serafines. Santo y maravilloso Arcángel Miguel, protégeme y ayúdame en todo, en los reproches de (nombre de la persona que se desea amansar), en las aflicciones que me ocasiona, en el día en la noche, en las encrucijadas, y en los ríos y los mares tranquilos!

Líbrame, gran Arcángel Miguel, de todos los encantos del demonio cuando me oigas, pecador, siervo de Dios (nombre del que ora), rezando e invocando tu santo nombre, para ayudarme rápidamente y escuchar mi oración.

¡Oh, Gran Arcángel Miguel, reclama la victoria sobre todos los que me atacan por el poder de la Preciosa y Vivificante Cruz del Señor, las oraciones de la Santísima Madre de Dios y los santos ángeles, santos, apóstoles, mártires y todos los santos de las Milicias Celestiales.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

Nota: Leyendo esta oración diariamente serás librado del hombre malo, del diablo, de toda tentación.

Para amansar al vecino enemigo

Amado San Miguel Arcángel, en la batalla defiéndenos con tu espada implacable y amansa a nuestros enemigos con los que debemos convivir día a día pero que nos asechan por incitación del demonio. Te pedimos seas nuestra defensa contra toda maldad y acción del diablo.

Intercede por nosotros ante Dios para que sea Él el que reprenda a todos los que quieren hacernos daño, te lo pedimos humildemente, pero con mucha vehemencia.

¡Oh Príncipe de los ejércitos celestiales, por el poder que Dios te ha conferido, que arrojaste al infierno a Satanás , y a todos sus espíritus malignos, acude para eliminar a esos seres que andan por el mundo buscando la ruina de las almas!

¡Oh poderoso y celestial San Miguel arcángel! por ser el más cercano al Santo Padre y el que ha sido reconocido como el defensor celestial que no ha conocido derrotas, tú eres nuestro icono de las peleas!

Es por ello que acudimos ante ti con mucho fervor para que apacigües a esos vecinos mal encarados y temibles y aplastes su cabeza tal como lo hiciste con el diablo.

Eres tú ¡oh nuestro Arcángel perfecto y limpio! el que nos mantiene en pie, firmes ante cualquier batalla que debamos pelear, pues tu fortaleza y tesón nos inspira.

Por la gran fortaleza que posees para vencer a los seres impuros, sabemos que podemos también vencer a esos vecinos que nos critican y nos hacen daños ¡aplaca su carácter hostil y malvado!

¡En ti confiamos, Arcángel amado, para mantenernos sanos y salvos por nuestros senderos, porque sabemos que nos amparas de noche y de día durante toda nuestras vidas!

Amén.

Nota: Te recomendamos finalizar esta oración rezando con un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria al Padre.

Para amansar al amigo descarriado

¡Pedimos tu auxilio en este momento tan crucial y triste para que serenes al amigo descarriado influenciado por los seres malignos que constantemente nos asechan para perturbarnos y tratar de alejarnos de Dios.

¡Bendice a mi amigo (decir el nombre del amigo), hazle conocer su mal comportamiento, suavízalo para que vuelva a ser la persona cordial, honesta y apacible que era. ¡Permite, oh santo Arcángel bien amado poder vivir en paz y en comunidad como antes!

Ven san Miguel, a ti te invocamos por la gracia que te ha dado Dios Padre y de la mano de Serafines, danos a (decir el nombre del amigo) y a mi la paz y la dicha de compartir momentos alegres bajo la venia del Señor.

No dejes que nos alejemos por la mala vibra de los seres impuros y ayúdanos a no pecar ni ofender al Señor.

Tú, Arcángel poderoso, rebosa mis corazón y el de mi amigo querido. Apacigua su mal genio y libéralo de las garras perjudiciales del Satanás que lo ha dominado y no le permite ser feliz en paz.

Intercede por (decir el nombre del amigo) ante nuestro Padre Celestial y Universal. Llénalo de tu esencia, de tu luz y guíalo por la senda del bien y del divino amor de Dios.

Confiando en ti y en los Querubines del Señor, te pido que des tu protección contra las insinuaciones y tentaciones que nos lanza Satanás a través de los seres oscuros que nos rodean.

¡Purifica su alma retorcida por la maldad que le infringe el diablo. Por tu santo poder que tienes por gracia de Dios y dále la necesaria humildad para aceptar lo que Dios le depara!

No permitas que jamás seamos controlados y servidores de los espíritus malvados. Son seres enviados por el maligno y que se apoderan de nuestros vecinos que nos oprimen, abusan de nosotros y nos corrompen con sus malos hábitos de magia negra y brujería.

Amansa, Arcángel bendito, a estos seres perversos, corrige nuestras malas mañas y brindanos la alegría de saber utilizar todos nuestros sentidos para el bien de todos y para la gloria de Dios.

¡Qué así sea!

Nota: Se sugiere al finalizar la oración rezar un Padre Nuestro y un Ave María para que se cumpla tu petición.

Simbología de san Miguel Arcángel para amansar

La figura de san Miguel Arcángel es la representación viva del dominio del bien contra el, de la acción que salva a los desvalidos amedrentados por el miedo y terror que le causan los seres malignos.

Es por ello que san Miguel es representado con una espada o lanza, unas llaves, cadenas, un estandarte o escamas, y dominando a Satanás en forma de dragón. Incluye también una balanza y un manto cubriendo su espalda y ondeando al aire como señal de victoria.

Se le muestra vistiendo en su armadura de guerrero siempre por encima del diablo con su pie aplastando la cabeza del maligno, venciendo todo el mal.

Miguel Arcángel ha sido destacado por Dios como el ilustre jefe del ejército celestial, con la función de defender a los necesitados con su gran poder para combatir a los seres de mal carácter imbuidos por el demonio y causantes de penurias y desgracias.

Ejerce también su poder al estar iluminado por Dios en la batalla contra los principados y las potencias, contra los gobernantes del mundo de las tinieblas y el espíritu de maldad en las alturas.

Orar a san Miguel Arcángel es una una devoción muy popular entre los creyentes, quienes se dirigen al santo con mucha fe y esperanza de que su petición y sus ruegos serán escuchados y obtendrán la respuesta deseada.

Por tal motivo se le invoca a menudo, bien sea para presentarle sus pedidos de ayuda o simplemente para rezarle a este popular guerrero espiritual.

La Biblia lo refiere como el que venció al dragón y sacó del cielo a Satanás, como se expresa en el libro del Apocalipsis, 12, 7-9:

“Hubo un gran combate en los cielos. Miguel y sus ángeles lucharon contra el Dragón. También el Dragón y sus ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya lugar en el Cielo para ellos.

Y fue arrojado el Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.”

¿Por qué rezar a San Miguel Arcángel?

Se le reza por ser uno de los santos más importante a los ojos de Dios y por haber sido distinguido como el luchador implacable investido del gran poder de atacar y vencer a Satanás.

Al hacer referencia a él se está hablando de una de las criaturas de Dios más relevante que ha recibido la gracia divina y ha sido enaltecida con poderes especiales. Es por ello que se ha ganado una mención distinguida en la Biblia, en la que se le reconoce con mucho orgullo, hablando de él con alegría y dignidad y de allí la oración a san Miguel Arcángel para amansar que elevan sus devotos.

Fue encargado de la misión de defender a todos los pueblos que son atacados por demonios, tal como se reseña tanto en el Viejo como en el Nuevo Testamento.

Es por ello que los feligreses le rezan con mucha devoción, sobre todo en la ritual católico, la oración a san Miguel Arcángel para amansar a los de mal carácter. Dentro de la fe católica san Miguel Arcángel ocupa un sitial especial y sus seguidores lo veneran porque confían que con él tienen una conexión segura con Dios.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Categorías Religión

Deja un comentario